Dossier

Lo posible

Algunos municipios son referentes de buenas prácticas de gestión de residuos en el país y abundan las iniciativas positivas pero desconectadas. Desde 2016, el programa Dominicana Limpia se propone coordinar, con un enfoque nacional, acciones paralelas de múltiples instituciones y sectores. El complemento faltante es un proyecto de ley pendiente de aprobación en el Congreso

¿Qué ha hecho bien el país en materia de gestión de residuos sólidos? Algunos informes reseñan como buenas prácticas la cobertura del servicio de recolección y la creación de microempresas para hacer eficaz la recogida y el transporte de residuos sólidos domésticos en zonas con alta densidad poblacional y de difícil acceso. Adicionalmente, la Política de Gestión Integral de Residuos Sólidos Municipales, del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, recoge que en los últimos años ha habido una mejora sustancial en el índice de cobro mediante alianzas público-privada y se han creado puntos limpios en zonas residenciales y centros educativos con participación de empresas privadas. Sin embargo, solo seis municipios, de 157 a nivel nacional, poseen un Plan de Gestión Integral de Residuos (San Pedro de Macorís, Samaná, Santo Domingo Este, Azua, Moca y Sánchez), es decir, solo el 3.8% de los municipios tiene el documento, de acuerdo con Mariely Ponciano.  Un referente de gestión de residuos en el país es el municipio San José de las Matas (SAJOMA), donde en 2011 se inició un proyecto que logró que la comunidad clasifique en la fuente y hoy se realiza recolección selectiva gracias a una fuerte formación ciudadana bajo el concepto “basura cero”, con el apoyo de la Agencia Alemana de Cooperación (GIZ) y la Unión Europea (UE). También muestran avances significativos algunos hoteles de la zona Este con la Fundación Grupo Punta Cana, lo mismo Moca, Azua y Sánchez, con apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y Santo Domingo Este, con ECORED.Sin embargo, solo el 4.5 por ciento de los municipios del país (7 de 157) tienen plan de gestión integral de residuos. Este es apenas el primer paso del camino, para lo cual es determinante tener destinos finales adecuados y recursos.

En Villa Altagracia se construye una estación de transferencia, avanzada al 80%, según el coordinador de Dominicana Limpia. Especialistas latinoamericanos identifican cuáles serán los destinos finales de los residuos en el país. Hasta el momento. se proyectan construir “rellenos secos” (para separar los residuos) en Santo Domingo Este y Puerto Plata. Foto: Mario Lara.

Un nuevo horizonte

“Dominicana Limpia es lo más ambicioso que ha tenido el país, un plan a tres años como Plan Nacional de Gestión Integral de residuos, por lo costoso y lo difícil de articular a todos los sectores en una iniciativa integral”, sostiene Mariely Ponciano, consultora del proyecto Economía circular de la Asociación de Industrias de República Dominicana (AIRD), con fondos del BID. El Plan inició su fase preparatoria y de planificación en el segundo semestre del año 2017. Cuenta con un equipo técnico integrado por funcionarios de los ministerios de la Presidencia, de Educación, de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Turismo; la Dirección General de Proyectos Especiales de la Presidencia de la República (DIGEPEP); la Federación Dominicana de Municipios (FEDOMU); la Liga Municipal Dominicana (LMD); la Federación Dominicana de Distritos Municipales (FEDODIM) y la Cervecería Nacional Dominicana (CND). A mediados del 2017, el INTEC se unió al Plan Dominicana Limpia para fortalecer las actividades científicas y académicas. 

Para 2018, el Plan Dominicana Limpia contó con un presupuesto del Estado de RD$950,000,000 además RD$100,000,000 aportados por la Cervecería Nacional Dominicana (CND), adicional al aporte realizado por otras instituciones miembro. Sin embargo, para iniciar los trabajos deben sentarse las bases. No existe un estudio nacional sobre generación y composición de los residuos sólidos municipales.

Los estudiantes de la Maestría de Ingeniería Sanitaria y Ambiental del INTEC realizan, desde 2017, los estudios de generación y caracterización de residuos sólidos municipales para Dominicana Limpia. De acuerdo con Rosaura Pimentel, coordinadora de la maestría y vicepresidente de la Red Ambiental de Universidades Dominicanas (RAUDO), los resultados preliminares del diagnóstico han identificado que, en promedio, el 62% de los residuos sólidos que se producen en 17 de los 50 municipios del país son reciclables, con potencial para ser aprovechables como compostaje, alimento de ganado, abono, entre otras iniciativas.

Planta Cilpen Global, especializada en reciclaje en Santiago. Además de ésta, opera Recicladora del Cibao. Otras empresas con infraestructura para reciclaje, según la ADN, son Tetra Pak Centro América y Quitpe K&Q. Cartonera Hernández, Avance Industrial y Fibras Internacionales de Puerto Rico recuperan cartones y papel. Metales Antillanos compacta metal recuperado para exportación. Las botellas de vidrio se reúsan y las empresas embotelladoras o productoras de bebidas las captan a través de colmados. No existe una infraestructura municipal de recuperación, tratamiento o reciclaje, excepto en Moca, donde existen cuatro proyectos gestionados por el ayuntamiento local.
Foto: Cilpen Global.

Condiciones para avanzar

Aunque para Domingo Contreras, de Dominicana Limpia, la situación es una “emergencia ambiental”, él coincide con Francisco Flores Chang, encargado de Residuos Sólidos de Medio Ambiente, en que existe un mayor conocimiento, capacidad, empoderamiento y actitud de cumplimiento con las normativas. También destacan el trabajo de educación que se hace desde las escuelas. “Cada vez más se hace evidente que hay una comprensión de la sociedad y entendimiento del costo que implica de la gestión o peor aún del daño que implica no gestionar adecuadamente estas operaciones”, manifiesta Contreras. Reconoce que todavía hay un gran tramo por recorrer, ya que en muchos lugares del país no existe infraestructura, ni personal capacitado ni se ha sumido de parte de los entes reguladores el manejo de los diversos tipos de residuos. El plan Dominicana Limpia se concentra en sentar las bases de un sistema de manejo integral de residuos y crear su cadena de valor.

Retos

Además de la valorización de los residuos y el fomento de negocios basados en el reciclaje, Rosaura Pimentel explica que otro reto para las autoridades municipales actuales es desarrollar los planes con voluntad y transparencia ante las posibles contradicciones que puedan surgir. “Por un lado se promueve la reducción en la generación de residuos sólidos entre los consumidores y productores, lo cual puede entrar en oposición con los intereses de las empresas encargadas de la recolección de residuos puesto que sus beneficios provienen de la cantidad y el peso de lo recogido”, afirma la también gestora de proyectos ambientales.
Parte de esta situación avanzaría con la aprobación del anteproyecto de ley sobre residuos sólidos que está pendiente de una nueva revisión en el Congreso Nacional. “La ley ayudaría porque convertiría en obligatorio lo que ahora se ve como voluntario para las empresas y los principales generadores de residuos; hay muchas iniciativas pero no alineadas”, concluye Ponciano.
Los especialistas consultados coinciden en que la articulación municipal, institucional y empresarial es la tarea pendiente, lo mismo la educación para crear los hábitos de una cultura ciudadana que empiece por casa.
Los condiciones necesarias para lograrlo permanecen como piezas de un rompecabezas antes de armarse.

Un archipiélago de iniciativas

Una App para Santo Domingo

City App es una plataforma de big data para Santo Domingo, desarrollada por la empresa Tech and People, con apoyo de Atarazana Labs. De acuerdo con los socios del app, Amalia Jianu, Andre Golabek y Onil Pereyra, trabajan para México, El Salvador, Panamá y Costa Rica. El sistema será operado por las instituciones que adquieran la plataforma, como autoridades de transporte, ayuntamientos, industrias de manufactura, puertos, etc., pero sirve para industrias como movilidad, logística, manufactura y agricultura. Su sistema de gestión para residuos utiliza cientos de pequeños sensores y permite visualizar el viaje de los residuos en tiempo real.

Múltiples actores

Tienen alguna responsabilidad directa o indirecta relacionada con la gestión de residuos sólidos: los ministerios de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Salud Pública, Obras Públicas y Comunicaciones, ayuntamientos, autoridades sectoriales, empresas prestadoras de servicios de recolección o de comercialización, las fundaciones y asociaciones de recicladores de base y los productores de residuos.
El documento de Política de GIRS afirma que la cooperación internacional ha sido determinante para crear capacidades de gestión de residuos, desarrollar modelos y planes piloto, principalmente JICA, BM, GIZ, UNICEF, PNUD, USAID, UE y AECI. También ONGs (IDDI, CIECA, CEUR/PUCMM, CEDAF, CEDECO, Centro Juan Montalvo), las universidades de la ADRU, asociaciones, sectores empresariales (ECORED, AIRD, ANJE, CONEP, AMCHAMDR), asociaciones y microempresas comunitarias (FUCOSAGUS-CIGUA 27, FUNDSAZURZA, ESCOBA), entre otras.

Recolección ciudadana

Algunas entidades promueven la recolección y articulación de redes ciudadanas para recuperar residuos, aunque usan el término “reciclaje” pues es la intención final. Existe un Movimiento Nacional de Recicladores Informales y una Asociación de Compradores de residuos. En Santo Domingo, el ADN tiene el programa ReViMe en la zona colonial; el CEDAF y Alpha Valores tienen Vecino Verde en Piantini, Paraíso, Serrallés y Evaristo Morales. También la empresa Green Love recibe residuos en plazas y da incentivos por ello. El emprendimiento Quisquedom, con apoyo de UNPHU, busca tecnificar la recolección ciudadana.

Casas de plástico en Moca
Foto: El Caribe. Ricardo Flete.

La constructora Residenciales Internacionales ha levantado en Moca varias residencias fabricadas con bloques a base de plástico reciclado, a partir de una experiencia de Colombia. Las casas cuestan entre RD$600,000 y RD$900,000. La empresa fabrica los bloques y elabora cada uno con aproximadamente mil tapas plásticas de refrescos, a partir de desechos provenientes de Moca, Puerto Plata, La Vega y Bonao.

Lombricultura y agricultura familiar

Cada hogar puede tratar sus residuos orgánicos con lombricultura para producir abono y reducir los residuos orgánicos que genera, una tendencia creciente sobre la cual existen cientos de vídeos tutoriales. Algunas iniciativas gubernamentales se han desarrollado principalmente a través de la Vicepresidencia de la República y del Ministerio de Agricultura.

Reciclaje inclusivo

La Red Nacional de Apoyo Empresarial a la Protección Ambiental (EcoRed), que agrupa a 81 de las principales empresas del país, apoya a recicladores de base (“buzos”) de Santo Domingo Este, Samaná y San Pedro de Macorís, con asistencia técnica y capacitación para que se conviertan en microempresarios. Este modelo lo promueve la Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo (IRR).

+ Positivos y - Negativos
del anteproyecto de ley

Especialistas como el sociólogo y consultor de temas municipales Domingo Matías, Jorge Rizek, presidente de la empresa Rizek Vidal Recicladores de República Dominicana y el grupo Acción Verde han debatido públicamente (en medios como Acento, Hoy y la 95.7 FM) las fortalezas y debilidades del anteproyecto de Ley sobre Manejo de Residuos Sólidos, como se resume a continuación:

Fortalezas

✚ Dispone la clausura de todos los vertederos a cielo abierto y en lo inmediato ordena suspender las quemas de residuos, vertederos improvisados, mezcla de residuos peligrosos, entre otros.

✚ Introduce la figura del reciclaje, los mercados verdes y la revalorización de los residuos. Obliga la separación de los residuos desde la fuente.
✚ Se institucionaliza la participación social en el mercado de los residuos sólidos, con empresas sociales que podrían surgir desde las comunidades e incorpora como figura jurídica a los recicladores de base o “buzos”, que deben laborar en condiciones dignas.
✚ Promueve la coordinación interinstitucional: Ministerio de Medio Ambiente, los ayuntamientos y los prestadores privados y sociales.
✚ Dispondría de un régimen de consecuencias para los generadores, las industrias, el comercio y los prestadores de servicios privados que contravengan normativas y provoquen daños ambientales. Establece multas entre 50 y 1000 salarios mínimos del sector público.
✚ Prevé el pago obligatorio por la recolección, transportación a centros de transferencia y rellenos sanitarios.
✚ Introduce nuevos mecanismos para el cobro.
✚ Prohíbe el uso de bolsas plástico de un solo uso en los centros comerciales. A los cinco años de promulgada la ley y dispone la reducción del uso de los vasos foam.

Debilidades

- El Ministerio de Salud Pública está excluido de la estructura de gestión de residuos hospitalarios y peligrosos, muchos de los cuales son producidos en centros de salud. También se excluye al Ministerio de Educación en procesos locales de la planificación.

- Establece un régimen de “responsabilidad extendida” sobre los fabricantes o importadores de envases de aceites lubricantes, pilas y baterías, plaguicidas, medicamentos, neumáticos, artículos electrónicos y el foam pero no incluye un rango amplio de productos y empaques que no son reciclables.

- Otorga un plazo de hasta 5 años para reducir las bolsas de plástico y los productos basados en poliestireno expandido (foam), el cual es considerado extenso; No se refiere al uso de sorbetes (calimetes, pajillas), que han sido prohibidos en múltiples países.

- Contempla la creación de un Fideicomiso para hacer operativas las medidas administrativas y de contingencia, como el llamado “gravamen verde”, de 0.20% a la producción y a las importaciones, el cual deja fuera del gravamen al petróleo y sus derivados, al gas natural, los medicamentos, productos agropecuarios y ciertas importaciones realizadas bajo el régimen de zonas francas industriales de exportación.

- El fideicomiso puede derivar en la privatización de lo público pues las empresas sociales quedan fuera del Consejo Directivo del mismo y se privilegia al sector privado, principal generador de residuos, cuando hay otros actores como recolectores y empresas recicladoras.

- El gravamen verde se aplicaría incluso a productos ecoamigables, por lo que el consumidor subsidiaría por igual productos con niveles de responsabilidad ambiental muy alta y otros que no la tienen.

- El Ministerio de Medio Ambiente asume competencias que Acción Verde y Matías consideran de vocación municipal.

- En cuanto a los conceptos, habla de “residuos urbanos”, pero se considera más adecuado “residuos urbanos y municipales” o “residuos urbanos y residenciales”, pues pueden surgir distorsiones en la aplicación de medidas. También se refiere a productos “Oxo Biodegradables”, un concepto que puede enmascarar contaminantes.

Suscríbete